domingo, 15 de febrero de 2009

Who's gonna be our Lady???


Después de pensar ciertas cosas sobre el estilo de las mujeres actuales, recuerdo que sin duda, el ser una Lady, es quizá lo más preciado para algunas (y algunos quizá) ...

Mucho se habla de la feminidad estos días, y las representaciones que se suelen hacer de las mujeres, y no estoy posicionandome en realizar ni ejemplos machistas ni posturas feministas, simplemente retrato lo que creo que es, sin tapujos y sin velos de ningún tipo.



Y si hablo de mujer, de ese eterno femenino, dulce y delicado, quien mejor que Christian Dior para ser su embajador a la francesa. He dejado a un lado a Lady Galliano por que creo que poco o nada hace para este caso en particular, espero que no se sienta ofendido.


¡Oh si!, ¡¡Dior!!, tu que enseñaste a las mujeres a tener esas cinturas perfectas, amplias faldas y eso si, a estar perfecta sea mañana tarde o noche, siempre a la espera de Monsieur, su dueño, amo y señor, ¿que códigos podemos encontrar en estas mujeres?


El legado Dior me encanta, no me resisto a nombres como Miss Dior, Diorella, Diorissimo, Dior impuso en el 47' esta mujer arreglada, de gestualidad hipercuidada, un emblema de feminidad. Una mujer que sabe posar, una mujer objeto de deseo y que sabe cómo colocarse.


La idea de una mujer ofrecida al deseo o a la aspiración, una mujer "hecha imagen", es sin dudas la mujer Dior, la que todas quieren parecerse, la que todos quieren poseer, guardando las respectivas formas en el Dior del 47, y quizá más erotizadas en el Dior Galliano, pero sin embargo lo mismo...



Lo interesante y que me ha hecho reflexionar sobre esto es que, si bien es sabido que hoy más que nunca Dior vive del complemento, la perfumería y la cosmética, era lógico encontrar en su haber, legados tangibles de esta ideología de marca.

Puntualizo y es que no puedo resistirlo, El Lady Dior es quizá el modelo más emblemático de la casa y la idea de conservarlo, reinterpretarlo, y mantenerlo presente como producto estrella es sin dudas una manera de seguir contando estos mismos mitos y sueños.





To Become a Lady, o eras Diana de Gales o Cenicienta, da lo mismo que papel se juegue, al final conseguimos lo mismo, ella fue su más fiel y eficaz embajadora.





El ser una mujer Lady Dior, es ser una princesa, una mujer monísima que espera a su marido en su fabuloso apartamento de Park Avenue en Manhattan (lease Lady Dior Avenue, ¿será mera coincidencia?) y no tiene que preocuparse más que porque su manicura esté impecable y el cuidado de su saber estar, ya que le asegura estar en los mejores lugares con toda la beautful people.

Los hay en toda la gama, blancos, negros, con aplicaciones, de colores, para todos los gustos y exigencias de estas damas de siempre. Y es que no puedo evitar una reflexión sobre lo que dice tanto de nosotros un accesorio.

No es lo mismo que una de estas damas lleve un Birkin de Hermès, ni tampoco un Amazona de Loewe, ni un Must de Cartier... los códigos son diferentes, y mira que todos son bolsos para mujeres ricas o habiles en el Chinatown según sea el caso... Y en este caso no, un Lady Dior las define, las marca, las encuadra en cierta personalidad, cierto modo de ver la vida y a lo mejor estoy exagerando y la Belluci cuando anuncia Dior ni ella misma se crea que está siendo aprisionada como el más bello objeto de deseo...o quizá si... no lo tengo muy claro.





Es más ni siquiera la cliente Dior de hoy en día tiene muy claro su papel, si es o juega a serlo, lo que sí sabe a la perfección es la pose, esa pose que eclipsa a los chicos, desatando guerras y suspiros!



Siempre he creido que esta relación entre lo que tenemos en nuestro armario y nuestra personalidad va completamente ligado, hoy facebook nos gana la carrera eso ni discutirlo, pero creo que en cuestión de bolsos, como éste tan definidos, pocos, muy pocos. Aún asi las nuevas teen stars lo siguen llevando y el bolso sigue por ahí siendo la prueba viviente de que todas chicas, todas, pueden ser unas princesas...


4 comentarios:

Sr Q dijo...

Me encanta la primera foto, es de esa época extraña en la que las mujeres seguían siendo clásicas pero algo inquietante y moderno flotaba en el ambiente, las hacía peligrosas. Saludos.

Doublecloth dijo...

Me encanta que actualices ;)

La blogoesfera pierde mucho si no te tiene entre sus fieles

Un beso

Mr.Right dijo...

Hola Q & Doublecloth!

Si la primera foto es total a mi tambien me gusta mucho, no recuerdo de donde salió pero dije ésta tiene que ser el inicio!,

Y se que debo de actualizar pero cómo hacen ustedes para llevar ésto, si yo no tengo tiempoooooo, denme sus secretos!

besos ;)

Equipo Dash and Cash dijo...

Qué bolsos! Tendré lindos sueños luego de estas imágenes!

Beso,

Simone

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails